Comunidades Visibles

Publicado el 30 agosto 2018 | por Luisa Lopez

0

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

Colombia y Guatemala una realidad de desapariciones forzadas. Las historias de aquellos que jamás regresaron, contadas por quienes nunca dejarán de buscarlos.

El 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de las Personas Víctimas de Desaparición Forzada decretado por la ONU en el 2011. En América Latina, las cifras de desaparición forzada son exorbitantes.  Colombia y Guatemala encabezan la penosa lista, la primera con 60.000 desapariciones forzadas contabilizadas entre 1960 y 2017, y 45.000 desapariciones durante el conflicto armado interno guatemalteco (1960 – 1996). Chile se encuentra en un tercer lugar con 40.000 personas dadas por desaparecidas durante la dictadura de Augusto Pinochet y Argentina con más de 30.000 desapariciones forzadas durante la dictadura militar.

Estas son tan solo 3 historias de las miles que existen sobre desaparición forzada en América Latina.

Gustavo Antonio Chavarriaga es un líder comunitario que lleva más de 40 años viviendo en Uribe, Meta. Ha visto de cerca y sufrido en primera persona, los embates de un guerra en un territorio histórico de violencia y que hizo parte de la triste célebre zona de distensión que operó entre 1999 y 2002. Fue territorio del frente 40 de las FARC también llamado frente Jacobo Arenas.

En 1997 la guerrilla de las FARC reclutó a su hijo, Jhon Jairo Chavarriaga cuando tan solo tenía 17 años y aún se encontraba cursando décimo grado de bachillerato. El joven quien hizo parte de las filas se encuentra desaparecido desde hace más de 10 años y aún no se tiene razón sobre su paradero.

El Estado reparó a la familia con una indemnización del 50 por ciento de lo que se  establece por reclutamiento forzado y desaparición. Sin embargo, los restos del joven aún no se han encontrado y el duelo de la familia Chavarriaga ya completa 15 años.

María Luisa Col es una sobreviviente del genocidio en Guatemala y actual líder indígena en su territorio, Maya Kekchíe, por los derechos de las víctimas y sus familiares. A finales del año 1996 se firmó el acuerdo de paz en Guatemala que puso fin a un conflicto que dejó un saldo de 200 mil personas muertas, desaparecidas, secuestradas y desplazadas.

El esposo de María Luisa Col y su hermano desaparecieron el 13 de enero de 1984 en Alta Verapaz cuando se dirigían hacia su trabajo. Durante 32 años, María Luisa y su familia buscaron infructuosamente a su ser querido hasta que en el año 2016, sus restos fueron encontrados en una fosa común dentro de una zona militar junto a 550 persona más. La zona militar número 21 conocida como CREOMPAZ es considerada el caso de desaparición forzada más grande que se ha registrado en América Latina. Actualmente, María Luisa Col trabaja junto a Impunity Watch como traductora de la lengua Maya al español y viaja por diferentes países contando la realidad de la violencia que vivió su pueblo durante el conflicto armado interno en Guatemala.

Deyis Carmona Tejada es lideresa de las víctimas en el municipio de Copey – Cesar, y actualmente se desempeña como Presidenta de la Asamblea Campesina del Cesar para la Restitución de Tierras y el Buen Vivir. El municipio del Copey carga consigo una historia de muerte, despojo y desaparición desde 1997. Los habitantes han sido víctimas de grupos paramilitares, presencia de diferentes frentes de las FARC y bombardeos del Ejército Nacional.

La hermana de Deyis Carmona hace parte de la larga lista de víctimas por desaparición forzada en el departamento del Cesar. En el 2004, un grupo paramilitar ingresó a la casa de Deyis Carmona, llevándose a su hermana. Nunca más sus seres queridos volvieron a saber de ella. Durante tres años la buscaron sin éxito hasta que en el año 2007, sus restos fueron encontrados en una fosa común en el municipio de Chimilá a 30 kilómetros del Copey y en el 2010, entregados finalmente a la familia. Sin embargo, la razón de su asesinato y los culpables del mismo, aún continúan sin determinarse. Durante el paso de los paramilitares por el Copey se tiene certeza de 176 personas desaparecidas y más de 5,311 desplazados según datos de la Unidad de Restitución de Tierras.

Historias como las de Gustavo Chavarriaga, Deyis Carmona y María Luisa Col son las de muchas familias que aún no saben el paradero de sus seres queridos. Sus duelos continúan abiertos y la posibilidad de cerrar esos ciclos en muchos de los casos, les ha sido negada. En el  Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas recordamos a todas las víctimas de este crimen de lesa humanidad y pedimos justicia, verdad y reparación

Tags: , ,


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑

PAX