Noticias

Publicado el 9 octubre 2018 | por PAX

0

El Premio Nobel de Paz, una clara condena a la violencia sexual como arma de guerra

La organización holandesa PAX felicita a los valientes ganadores del Nobel de Paz 2018, el ginecólogo Denis Mukwege y Nadia Murad. Este importante reconocimiento es una poderosa condena a la violencia sexual y la violación de las mujeres como un arma de guerra.

El director general de la organización, Jan Gruiters expresó que “Otorgar el Premio Nobel es también el reconocimiento y el apoyo a todas las mujeres que son víctimas de violencia sexual y que defienden la justicia y la paz en cualquier parte del mundo”. El premio también es un llamado a perseguir y enjuiciar a los perpetradores de delitos sexuales en conflictos armados para que respondan por estos crímenes de guerra.

Denis Mukwege, a través de su trabajo ha demostrado que la defensa de la paz y la justicia es una tarea de todos. Nadia Murad es un símbolo de la dignidad y el coraje con la que las víctimas de la violencia sexual defienden una sociedad pacífica e inclusiva en la que se garantizan los derechos y la dignidad de las mujeres y las minorías.

Una señal clara para Colombia

La estremecedora realidad que está detrás del Nobel de Paz de este 2018, no le es ajena a Colombia. Durante el conflicto el tema de violencia sexual ha sido marginalizado o invisibilizado mientras que ha sido un instrumento estructural de guerra por parte de los grupos armados.

Hace un par de meses, varias organizaciones de mujeres entregaron a los magistrados de la Justicia Especial para la Paz, a la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas y a la Comisión de la Verdad, un conjunto de informes sobre 2 mil casos documentados de violencia sexual ocurridos en el marco del conflicto interno.

Luego de décadas de un feroz conflicto armado, las cifras son estremecedoras. Una encuesta realizada por Oxfam junto con otras 14 organizaciones de derechos humanos en 29 departamentos del país dio como resultados que en el periodo 2010 -2015, en los 142 municipios con presencia de fuerza pública, guerrilla y BACRIM-neoparamilitarismo más de 800 mil mujeres fueron víctimas directas de algún tipo de violencia sexual. “Este dato representa que anualmente, en promedio, 145.906 mujeres fueron víctimas directas de algún tipo de violencia sexual, 12.158 lo fueron cada mes, 400 lo fueron cada día y 16, cada hora”, reza el informe dado a conocer en agosto de 2017.

Luego de casi dos años de la Firma del Acuerdo Final de Paz y de la relativa calma que han vivido algunas regiones que años atrás fueron campos de guerra, las mujeres aún temen por su integridad y sobre todo, en la mayoría de los casos, siguen sin denunciar por temor a sus victimarios o si lo hacen, no se ha hecho justicia y no se logrado una reparación integral. Los crímenes de violencia sexual perpetrados como arma de guerra es una tema que se comienza a visibilizar en el país pero en el que aún falta, de parte de las mujeres, sus organizaciones y el Estado y sus instituciones, mucho camino por recorrer.

Para PAX en Colombia es prioritario apoyar a las organizaciones de víctimas en su presentación y documentación de casos ante el sistema de justicia transicional.  

* La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) con PAX como uno de sus socios principales, recibió el Nobel de Paz en el 2017

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑

PAX