Extractivismo y DD.HH.

Publicado el 11 Mayo 2017 | por Maurice van Beers

0

Enel suspende sus importaciones de carbón ensangrentado

La mayor empresa de energía de Europa, la multinacional italiana Enel, ha suspendido sus importaciones de carbón proveniente de la zona minera del Cesar en Colombia. El gerente general de Enel, Francesco Starace, afirmó esto en la reunión anual de accionistas celebrada en Roma. El anuncio fue hecho en el contexto de las investigaciones sobre el impacto en los derechos humanos en la zona carbonífera del Cesar y la estrategia de descarbonización de Enel.

Enel no renovará sus contratos a menos que sean cumplidos sus requerimientos operacionales y estándares de sostenibilidad, incluyendo los derechos humanos. PAX aprecia la investigación hecha por Enel y el hecho de que mantenga la puerta abierta para una renovación de las importaciones de carbón. PAX espera que esto anime a las empresas mineras Drummond y Prodeco a dar los pasos necesarios para reparar a las víctimas de la violencia.

El anuncio de Enel

Starace indicó que Enel ha realizado sus propias investigaciones sobre varios aspectos de sostenibilidad, incluyendo el respeto por los derechos humanos en las operaciones de Drummond y Prodeco en Colombia. Starace: “Identificamos algunas áreas – relacionadas en particular con las comunidades locales en la región – en las que fueron sugeridas mejoras substanciales.” A la pregunta si esta investigación llevó a Enel a dejar sus importaciones de carbón proveniente de Drummond y Prodeco, Starace respondió: “Interrumpimos todas las importaciones de carbón de las empresas identificadas, en línea con la demanda reducida de carbón de Enel. En este momento no tenemos contratos en curso con Prodeco o Drummond.” Starace también afirmó que “Enel no excluye la posibilidad de reactivar su suministro de los proveedores de carbón colombianos antes mencionados.” En ese caso, Enel hará otra evaluación – como lo hace con todos sus proveedores – para verificar en ese momento si son cumplidos todos los estándares de sostenibilidad de Enel y su código de ética, incluyendo aquellos referente a los derechos humanos.

Asumiendo la responsabilidad

PAX aprecia el hecho de que Enel haya dirigido una investigación sobre el impacto en los derechos humanos en el Cesar. Wouter Kolk, coordinador de la campaña Stop Blood Coal, declara: “Esperamos que la decisión de Enel de suspender sus importaciones de carbón proveniente del Cesar sea un paso en el proceso de asumir la responsabilidad por el impacto en los derechos humanos en la cadena de suministro de carbón colombiano. PAX insta a Enel a seguir comprometida y a condicionar una posible renovación de sus importaciones de carbón a un plan de acción claro, enmarcado en la reparación de las comunidades victimizadas en la zona minera. Solamente de esta forma dirigirá su abandono progresivo de carbón de manera responsable.”

Hacer lo que hizo Dong

La decisión de Enel surgió el año pasado de la reunión anual de accionistas. PAX y la ONG italiana Re:Common, hablaron en la reunión en mayo de 2016, instando a Enel a evaluar y afrontar las graves violaciones de los derechos humanos que habían tenido lugar en su cadena de suministro de carbón en Colombia y a usar su influencia económica para presionar a las empresas mineras. Starace prometió hacerlo. Dijo entonces: “Enel comenzará su propia investigación en el Cesar y si no nos gusta la apariencia de los resultados, haremos entonces lo mismo que hizo Dong y dejaremos de comprar carbón proveniente del Cesar.” La empresa de energía danesa Dong decidió el último año dejar de importar carbón proveniente de la región del Cesar, esperando un plan de mejora que tiene como objetivo, entre otras cosas, la mitigación y la reparación de las violaciones de los derechos humanos.


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑

PAX