Opinión

Publicado el 18 Octubre 2016 | por Maurice van Beers

0

Homenaje a Néstor Iván Martínez, con un sí esperanzador por la paz

Por Angélica Arias

Eran aproximadamente las 2:30 de la tarde del 23 de septiembre, y poco a poco llegaban los habitantes del corregimiento la Sierra a la sede de la Escuela Rural Mixta Santa Rita, en el municipio de Chiriguaná (zona minera del departamento del Cesar) para cumplirle una cita al Si por la paz y con ello, conmemorar la memoria de uno de sus líderes, asesinado en días pasados, Néstor Iván Martínez, al que muchos llamaban “campeón” por cariño.

Llegaron vestidos de luto y con el dolor reciente en sus rostros ante la pérdida en los últimos meses de dos de sus más importantes líderes, quienes, según los serranos, “murieron exigiendo una mejor calidad de vida para sus familias y luchando por los derechos humanos y la dignidad de la única comunidad Palenque (1) que se asienta en el departamento del Cesar”, la cual se ha caracterizado por su resistencia y rechazo ante las acciones violentas, no sólo durante las peores épocas del conflicto armado que afectó a esta zona del departamento sino ante los hechos que hoy los siguen victimizando.

Es por eso que, con una nutrida asistencia, se reunieron familiares, amigos y compañeros para decirle “No a la guerra; No al derramamiento de sangre que tanto les ha afectado y que se llevó a Campeón; No al flagelo de la violencia que los excluye, porque hay  a quienes les conviene seguir en guerra, porque es un negocio que le sirve a quienes se quieren quedar con sus riquezas, no nos podemos comer ese cuento de quienes están con el No en el plebiscito por la paz” manifestó el licenciado Adolfo Quintín Martínez, hermano de Néstor y líder de la comunidad, quien también refirió que la paz, “es una oportunidad que no podemos desperdiciar; en nuestras manos está que nuestros hijos y nietos no tengan que vivir por el miedo de las balas. El Sí es una palabra de compromiso, la paz, va más allá que dejar las armas, porque el posconflicto significa inversión social para nuestra comunidad”.

A estas voces de apoyo al Sí a la paz, se unieron algunos poemas que niñas declamaron diciendo, “La paz, es el camino, la paz es el camino para la reconciliación, de nada sirve hablar de paz, si llevamos odio en nuestro corazón, debemos dejar un mejor país a la nueva generación” […] “Nuestro compromiso es con la paz, lo juro de corazón, aseguremos un mejor futuro a la nueva generación. Desde hace muchas décadas hemos vivido con la violencia en nuestra nación, reconstruyamos una en paz, y armonía con perdón y reconciliación. Los recursos que se han invertido para la guerra, muchos se han invertido en educación, y así una población más educada, construirá una mejor nación”.

Del mismo modo, Pax Holanda hizo presencia en este acto, y a través de las sentidas palabras de su representante en Colombia, Rodrigo Rojas, se lamentó los últimos hechos de violencia en contra de la comunidad, exigiendo el esclarecimiento por parte de las autoridades de los asesinatos de Néstor Iván Martínez y Naimen Lara.

Rodrigo Rojas destacó el interés por la riqueza de la tierra en esta zona, y la necesidad de debilitar a una comunidad afrodescendiente, debido a que cualquier entrada allí, implica el requisito de la consulta previa que muchos macro-proyectos quieren evitar. Manifestó el respaldo de PAX a la campaña del Si a la Paz, y el compromiso con el fortalecimiento de la comunidad en sus procesos de organización y movilización por sus derechos.

Siendo las 5:00 p.m. y en medio de aplausos por la memoria de Campeón y con sentimientos encontrados, la comunidad Serrana ondeó banderas blancas, mientras mantiene viva la esperanza por la Paz a pesar del dolor.

 

[1] Grupo de personas y familias negras (cimarrones) que huyeron de la esclavización y de manera espontánea fueron tomando conciencia de grupo; fundaron poblados ubicados en lugares de difícil acceso, llamados palenques


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑

PAX