Comunidades Visibles

Publicado el 11 abril 2018 | por Luisa Lopez

0

Las víctimas escriben y describen, la difícil construcción de paz en sus territorios.

A través de un sistema de monitoreo participativo, comunidades de 17 localidades del Meta y el norte del Cauca, contabilizan y describen los hechos violentos que están poniendo en riesgo la construcción de paz en sus territorios y su acceso a la Justicia Especial de Paz.

El clima de zozobra y de amenazas a muchos de los líderes sociales, autoridades indígenas y representantes de víctimas no impide que periódicamente visiten sus comunidades para registrar directamente asesinatos, desapariciones, desplazamientos, amenazas, extorsiones, negación del derecho a la restitución, entre otras muchas violaciones a los derechos humanos. El proyecto de monitoreo participativo llevado a cabo por parte de las comunidades víctimas en zonas altamente golpeadas por el conflicto armado, cuenta con el apoyo de PAX en su primera etapa de implementación, y los primeros  análisis de los resultados registrados por las comunidades, muestra preocupantes situaciones respecto al  incumplimiento a los acuerdos pactados en La Habana.

Reunión de socialización de datos recogidos en La Uribe, Meta.

El proceso de  conformación de equipos y acercamiento a las primeras  informaciones se inicio en abril de 2017. La recolección sistemática de los datos comenzó en septiembre de 2017 en las veredas y localidades del departamento del Meta en áreas como Vista Hermosa, Santo Domingo, Piñalito, Maracaibo, Borrascosa, Albania, Palmeras y Caño 20. Igualmente, en el casco urbano de la Uribe, La Julia, Paraíso y Papameme. De igual forma en el norte del departamento del Cauca, las comunidades de Tacueyó, Toribio, Jámbalo, Pueblo Nuevo y Buenos Aires, alertan, a través de esta herramienta participativa, sobre nuevos hechos violentos, y sobre la falta de acceso al Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición; situaciones que ponen en riesgo la construcción de paz en sus territorios.

Veo, anoto, analizo y alerto

Los indígenas Embera -Chamí-asentados en la vereda El Paraíso, jurisdicción del municipio de la Uribe, Meta han sufrido todas las violencias posibles en el largo conflicto colombiano. Ahora se asoman con cauta expectativa, a la paz que les pueda traer la implementación del Acuerdo Final de Paz y sobre todo, a la posibilidad  de una justicia restaurativa que repare tantos años de violaciones a los derechos humanos. Con un cuadernillo debajo del brazo, el gobernador indígena recorre los caminos de este asentamiento con el fin de preguntarle a los comuneros sí, por ejemplo, conoce nuevos hechos de violencia en el territorio desde la firma de los acuerdos de paz.

Las comunidades grafican los datos recogidos durante 6 semanas.

Esa misma imagen se repite en los resguardos indígenas del norte del Cauca en donde personas con liderazgo dentro de sus comunidades y que accedieron a participar voluntariamente de esta iniciativa, recogen las respuestas a preguntas sencillas y directas pero no por ello, altamente sensibles dentro de los territorios en los que la implementación del acuerdo de paz está siendo especialmente compleja. Los cuadernillos son custodiados por cada uno de los  monitoreadores que hacen parte del proyecto y se guardan con recelo, porque ahí, en esos diarios, está consignado sin ningún filtro y al instante, lo que sucede en el día a día en aquellos lugares  a los que nadie hace un seguimiento.

Las comunidades se reúnen para analizar, discutir y plantear acciones  de manera participativa, buscando un consenso. De esta forma, repasan consolidan y grafican los datos para sacar conclusiones y generar alertas sobre situaciones que están poniendo en riesgo la construcción de paz o el proceso de justicia transicional.

“En el municipio de Vista Hermosa,  Meta, un total  de 62 violaciones a los derechos humanos han  sido reportadas: asesinatos, desapariciones y  amenazas entre los principales violaciones. No deberíamos tener índices tan altos en violación de DDHH ya que hay presencia de entidades gubernamentales, de cooperación internacional y fuerza pública y el municipio siempre ha hecho parte de los laboratorios de paz”. (Comunidad de Vista Hermosa, Marzo de 2018).

El proceso de seguimiento y evaluación llevado a cabo de forma  participativa ha permitido de manera dinámica y confiable, llevar a la reflexión a las comunidades a través de una captura sistemática de datos y observaciones periódicas sobre un mismo fenómeno. Se busca que la gente gane confianza en ir contando sobre aspectos complejos que les están sucediendo sin que medie la tradicional figura del “encuestador”, “investigador” o “doctor” como ellos mismos dicen.

Monitoreo Jurídico

Dada la complejidad que tiene un proceso de Justicia Restaurativa es necesario promover . además del monitoreo participativo, estrategias jurídicas que permitan evidenciar los derechos no garantizados por deficiencias, o apoyar la búsqueda de una protección efectiva a partir de reclamos constitucionales y legales. Por ello, el equipo de Pax asiste igualmente a las comunidades para que eleven preguntas a las instituciones a  través de derechos de petición. De esta forma es posible conocer por ejemplo, a través de información suministrada directamente por la Policía del Cauca, el número de grupos armados nuevos que han aparecido en los territorios del norte de ese departamento o a través del Ministerio del Posconflicto,  el número de familias incluidas en los programas voluntarios de sustitución de cultivos ilícitos en los municipios de Jambaló y Toribío en el Cauca y en la Uribe y Vista Hermosa en el Meta.

En las primeras semanas de este monitoreo jurídico, se pudo  comprobar en el terreno que las instituciones no se quieren comprometer con dar información precisa, aún cuando es información de carácter público y que mantienen encriptada o derivan las respuestas hacia otras instituciones demorando con ello todo el proceso de seguimiento a las acciones de reparación a las víctimas.

Las comunidades ante tanta dilación terminan por desistir en su reclamo de obtener información clara y veraz sobre temas cruciales que tienen que ver con la garantía de sus derechos. El equipo de apoyo de Pax busca que las comunidades cuenten con información fiable y actualizada que sirva de insumo para adelantar casos de justicia transicional y que se garanticen los derechos a las víctimas.

Una herramienta necesaria en la construcción de una paz complicada

Gráfica con datos recogidos en Uribe y Vista Hermosa, Meta con sus respectivas alertas en rojo, amarillo y verde.

PAX decidió apostarle a generar espacios de participación confiables y a apoyar con mecanismos sencillos y al alcance de las comunidades un proceso de seguimiento a los acuerdos,  porque cree profundamente en el papel activo que deben jugar las comunidades en procesos y acciones que lleven a  que esa violencia atroz que han vivido, no se repita.Con la implementación de este sistema de monitoreo participativo , PAX de la mano de las comunidades, busca visibilizar  estructuras y conductas ilegales que están  violando sistemáticamente los derechos humanos después de la firma del Acuerdo de Paz en el 2016.

Develar los avances y los obstáculos en los procesos de justicia transicional, ayudar a identificar las barreras estructurales que enfrentan las víctimas para acceder a la verdad, la justicia y la reparación, así como las garantías de no repetición, partiendo de información objetiva y útil para las mismas organizaciones de víctimas y, sobre todo, para las instituciones del Estado, es un gran reto. Esperamos que la información sea útil en la toma de decisiones sobre las políticas de justicia transicional y la participación de las víctimas en dichas políticas.

Los primeros resultados de este esfuerzo comunitario serán publicados en el mes de julio. Igualmente, se pondrá en funcionamiento una plataforma digital de libre acceso para que tanto organizaciones de víctimas, instituciones del gobierno, medios y demás interesados puedan acceder a los datos sobre lo que está ocurriendo con la implementación del Acuerdo Final de Paz en estos territorios.

Nota: las fotos han sido tratadas para proteger la seguridad de los monitoreadores.

Tags: , , , , ,


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑
  • cover
  • Sigue a @PAXenColombia en Twitter

  • Entradas recientes

  • Inscríbese al boletín de PAX

    * = campo obligatorio

PAX