Justicia Transicional

Publicado el 21 abril 2017 | por Maurice van Beers

0

PAX Holanda y Dejusticia presentan informe sobre responsabilidad corporativa en la justicia transicional

La responsabilidad corporativa en la justicia transicional: lecciones para Colombia, es el informe que PAX Holanda y Dejusticia presentarán el miércoles 26 de abril en Bogotá, en la Universidad del Rosario (Calle 12C No. 6-25). Dicho informe que lleva por título “La Paz, responsabilidad de todos”, será sustentado por especialistas en el tema durante un acto académico que se llevará a cabo a partir de las tres de la tarde.

Este trabajo bibliográfico viene a contribuir al debate que se viene dando en Colombia como consecuencia del proceso de paz con la insurgencia de las Farc, en el que uno de los pilares fundamentales para su viabilización es la implementación de la denominada justicia transicional.

En efecto, el estudio hace un análisis comparativo sobre el papel de las empresas en los procesos de justicia transicional después de la terminación de conflictos armados en algunos países.

La presentación del informe estará acompañado por un panel integrado por autoridades nacionales y de la comunidad internacional.

Los autores del estudio son Leigh Payne de la de la Universidad de Oxford; Nelson Camilo Sánchez de DeJusticia; y Joris van de Sandt de Pax Holanda.

La instalación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en Colombia en el marco del Acuerdo de Paz entre el gobierno de Colombia y las Farc propicia espacios significativos para las empresas que soportan la carga de acusaciones de participación en acciones relacionadas con el conflicto.

La JEP puede ser comprendida como – en palabras del presidente Santos – «una gran oportunidad (…) para que cualquier empresario que se vea involucrado en cualquier caso pueda acudir a ella y limpiar su nombre».

El estudio muestra que, mundialmente, la responsabilidad corporativa ha sido tratada con frecuencia como un elemento secundario. En Latinoamérica, sin embargo, la noción ha ganado terreno – especialmente en Argentina y Brasil – y ahora los ojos están puestos en Colombia.

Resulta crucial que Colombia asuma el reto porque la verdad, la reparación y la rendición de cuentas a las que las víctimas de graves violaciones tienen derecho, son la responsabilidad de todos los actores involucrados en estos abusos, incluso cuando se trata de terceros comprometidos.

Además, una solución durable para afrontar las injusticias del pasado puede ser considerada como una condición preliminar para lograr una paz sostenible, porque es probable que las injusticias corporativas que permanecen, resurjan y se conviertan en una fuente de tensiones persistentes y de violencia renovada. A largo plazo, la rendición de cuentas por la complicidad corporativa puede ser considerada como una garantía importante para la no repetición, ya que les permite a las empresas cumplir verdaderamente con sus responsabilidades con respecto a los derechos humanos y convertirse en impulsoras de la paz, en lugar de ser impulsoras del conflicto.


Sobre el autor



No se admiten más comentarios

Ir arriba ↑

PAX